La costumbre de romperse.

A veces creo que me he acostumbrado a estar rota, y la luz que entra a mi vida se me escapa por las fisuras que los daños me han hecho y deshecho, pero no me alcanzan las manos para sostener el brillo que decidió irse lentamente de todo mi ser, aunque a veces vuelva, aunque … Sigue leyendo La costumbre de romperse.